lunes, 2 de septiembre de 2013

Crónicas de la tragedia: "Una dolorosa historia"

Santiago, un chico de tan solo 29 años, un estudiante de medicina, fue una victima de la tragedia. En la mañana de la explosión, él había dejado el edificio junto a una chica. Se había olvidado algunas cosas importantes en su departamento. Lamentablemente volvió. Se encontraba subiendo por el ascensor cuando ocurrió el desastre. La acompañante lo esperaba abajo. Tan desesperada y dolorida cuando escuchó el ruido y vivió la explosión.
Nunca lo volvió a ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.